Ventanas de Aluminio

Modelos de Ventanas de Aluminio

Uno de los tipos de ventanas más comunes son las ventanas de corredera. Este tipo de ventana se compone de dos o tres hojas que pueden moverse en forma lateral, deslizándose sobre guías horizontales. Este tipo de ventana siempre tendrá, como mínimo, la mitad cerrada (con dos hojas) o un tercio cerrada (con tres hojas).

Otro diseño muy popular es el conocido como ventana proyectante. Este tipo de ventana tiene su eje en la parte superior, lo que permite abrirla por la parte inferior. Posee dos brazos a cada costado que determinan el grado de apertura y que sirven de soporte una vez abierta. Similar a este modelo, se encuentra la ventana proyectante inferior, que se abre en la parte superior.

Otro modelo es la simple ventana fija. Sin bisagras ni posibilidad de ser abierta, este tipo de ventana puede ser instalada una tras otra con facilidad.

La ventana batiente, en cambio, tiene una bisagra en uno de sus costados, lo que permite la apertura total de la ventana, generalmente hacia el exterior, aunque en algunos modelos el giro puede ser hacia el interior del ambiente.

La ventana oscilo-batiente tiene, por su parte, un eje central sobre el que oscila la hoja de la ventana.

Por último, otro de los modelos más comunes y utilizados es la llamada ventana en guillotina. Como su nombre lo indica, esta compuesta de dos paneles rectangulares que se desplazan en forma vertical para permitir la apertura de la ventana.

Los modelos mencionados son, a grandes rasgos, los modelos clásicos de ventanas. Seguramente habrá usted visto un modelo de cada una de estas ventanas, y podrá, a su vez, darse cuenta que no todos los modelos son igualmente utilizados en todas las ocasiones ni en todos los edificios, ya que cada uno presenta sus propias ventajas e inconvenientes.

© 2012. Todos los derechos reservados | http://www.ventanasdealuminio.net